Dejar atrás el pasado. Mirar al futuro.

Dejar atrás el pasado. Mirar al futuro.

campofrio
Es necesario. Pasar página en la vida es lo que nos salva de permanecer atados al pasado. Cuando esa página no se pasa, sino que se quema, no es tan bueno. Y si es por algo que no has elegido, y además ocurre de repente, es un golpe bajo del Destino. Se va consumiendo la vida a cada paso, pero un incendio es cerrarla de un carpetazo. El Ser Humano no está hecho para soportar que se queme todo cuanto tiene.

Hace unos años Tibermotor sufrió un conato. Afortunadamente los informativos del momento pudieron usar la famosa frase de “no ha habido que lamentar desgracias personales”, y gracias a la labor del propio fundador, Antonio Soriano, de los bomberos de Getafe y del equipo humano de Tíber, se pudo evitar tener que partir de cero. Aquel suceso nos ha hecho si cabe más solidarios con quienes lo pierden todo por culpa del fuego.

Llevamos, como toda España, varios días estremecidos al ver la fábrica que no podía quemarse, la que es parte de nuestra vida desde siempre, convertida en escombros. Juan Carlos, un buen amigo y cliente de Tibermotor, es parte de esa gran empresa que ya piensa en salir reforzada de una situación como la que les ha tocado vivir.

Es bonito ver cómo todos nos hemos convertido, ante la adversidad, en parte de esa familia que es CAMPOFRÍO. Los mismos que nos han hecho reír y llorar con sus extraordinarias campañas de publicidad, son los que cada Navidad están en el centro de la mesa. Por nuestra parte, más que nunca. Porque no hay mejor apoyo que dar trabajo y sustento, estas fiestas serán Campofrío. Y lo haremos, como todos los españoles, para que algo tan triste como un incendio devastador no sea más que un “pasar página” y haga mirar al futuro con esperanza e ilusión, que es algo que nadie puede perder.

Desde Tibermotor, todo nuestro apoyo y solidaridad para nuestros amigos de Campofrío.

Hacemos nuestro su lema:

QUE NADA NOS QUITE NUESTRA MANERA DE VER LA VIDA.