5 consejos para conducir seguro… que nadie te contará

5 consejos para conducir seguro… que nadie te contará

Ya sabemos que eres un conductor ejemplar, que tienes al día al libro de revisiones de tu coche; que valoras -y cuidas- los Volvo Tibermotorequipamientos de seguridad de tu vehículo; que tienes sentido común; que lo primero que haces cuando te subes a tu coche es ponerte el cinturón de seguridad y que, nunca, nunca, hablas por tu teléfono móvil mientras vas al volante. Todo eso lo sabemos. Pero… ¿nos dejas darte unos consejos de seguridad que nadie te ha contado ni te va a contar? Gracias. Ahí vamos.

1.Te tiene que apetecer conducir

Como todo en la vida, las cosas tienen que apetecer para que todo vaya bien. Cuando las cosas se hacen con desgana, no se pone toda la atención posible… y, entonces, mal empezamos. Así que, si no tienes ganas de conducir, ya llevas puesto uno de los principales factores de riesgo a la hora de coger tu coche. Ya que no vas a ceder el volante, ni a no salir de casa, ni a cambiar el coche por el Metro o el autobús, Tibermotor Volvosólo te queda una cosa por hacer: que estés más alerta de lo habitual… desde el momento en el que gires la llave de contacto.

2. ¿Cuántas veces colocas los espejos al subirte al coche?

La mayoría de la gente ni los coloca ni, lo que es peor, los mira todo lo que los tendría que mirar. Los debes tener ajustados para que, con un leve movimiento de ojos, puedas tener una perspectiva de todo cuanto acontece detrás de tu cabeza… segundo a segundo. Si no es ya un hábito, práctica y oblígate hasta que se convierta en un instinto más.

3.Guarda las distancias

Con el vehículo de delante…pero, también con el de detrás. Analiza qué tipo de coche llevas detrás… sobre todo, si éste circula demasiado cerca de ti. Evita perder los estribos, puesto que no servirá para nada…bueno. Si el conductor del otro vehículo no valora su seguridad —ni la tuya— actúa de modo inteligente: déjale pasar y ponte detrás, a una distancia prudencial, para que seas tú el que tenga el control de la situación.

4.Interpreta las conductas de los otros

Por cómo conducen otros podemos intuir si esos otros son conductores seguros, de los que puedas fiarte. No sé trata de ir analizando, continuamente, el tráfico. Se trata de emplear el sentido común-. ¿Un ejemplo? Ahí va, imagínate, mientras conduces por tu ciudad y un Tibermotor Volvocoche aparcado con el conductor dentro: tiene todas las papeleras de abrir su puerta para salir justo cuando tú estés pasando. Es entonces cuando hay que intentar analizar todo cuanto te rodea, se mueva o no.

5.Anticipación

Cuanto más lejos mires, mejor. Te permitirá tener una mejor perspectiva del tráfico y de escapatorias, pero también te va a permitir conducir con mucha mayor fluidez. Si evitas fuertes aceleraciones y frenadas no sólo ahorraras combustible y viajarás más cómodo, también evitarás que el resto de conductores puedan hacerlo (frenar y acelerar con brusquedad) y no se generen situaciones de alarma… innecesarias.