Los barcos se quedan en tierra por culpa de PAM

Los barcos se quedan en tierra por culpa de PAM

vanua_11442-L0x0Ha alcanzado los 200 km/h. El ciclón Pam podría volver a coger fuerza en su camino hacia el Sur. Como medida de seguridad las embarcaciones de la Volvo Ocean Race no emprendieron la quinta etapa ayer y es probable que hoy tampoco lo hagan. 

Pam ya ha alcanzado el grado 5. Y, aunque “los barcos pueden aguantar mucho viento, habrá olas enormes a lo largo de la costa de Nueva Zelanda, sin sitio para protegerse”, explica Knut Frostad. Puesto que la seguridad de los equipos es lo primero “tomamos esta decisión ahora porque no sabemos exactamente hacia dónde se desplazará”, comenta el director general de la VOR.

De hecho, sería probable que, aunque el sistema no tocara Nueva Zelanda, las enormes olas y el mar revuelto que dejaría tras su paso podrían causar problemas a la flota.

A pesar del aplazamiento de la salida, la ceremonia en tierra tuvo lugar tal y como estaba prevista durante el día de ayer, con el clásico intercambio de banderas entre los alcaldes y el desfile de los regatistas.

8485684687_38588fe131_b

Próxima estación:

Una vez se emprenda esta etapa, la quinta, tiene como meta llegar a Itajaí (Brasil). Es la segunda vez consecutiva que la Volvo Ocean Race para en esta ciudad, aunque ya ha pasado por el país en varias ocasiones. De hecho, los entendidos, dicen que Itajaí es uno de los puertos en los que puedes ver más exhaustos a los regatistas.