medio ambiente Tag

El Nuevo Volvo XC40 ha conseguido un nuevo galardón al recibir cinco estrellas y obtener las máximas calificaciones en las pruebas de Euro NCAP 2018. Con este recibimiento se une a sus hermanos mayores de las series 60 y 90, siendo considerado como uno...

ruedaMucho se habla de la cantidad de vehículos que recorren nuestras ciudades y de su impacto en nuestras vidas. Pero no hemos de olvidar que la verdadera revolución en la Historia de la Humanidad no es internet, ni el teléfono móvil, ni la televisión, ni la imprenta. Ha sido… el transporte. Sí, el famoso momento en el que alguien pensó que era mejor usar unas ruedas.

ruedaMucho se habla de la cantidad de vehículos que recorren nuestras ciudades y de su impacto en nuestras vidas. Pero no hemos de olvidar que la verdadera revolución en la Historia de la Humanidad no es internet, ni el teléfono móvil, ni la televisión, ni la imprenta. Ha sido… el transporte. Sí, el famoso momento en el que alguien pensó que era mejor usar unas ruedas.

[caption id="attachment_7823" align="alignleft" width="300"]https://www.flickr.com/photos/raymyint https://www.flickr.com/photos/raymyint[/caption]Hace más de 30 años un grupo de científicos a los que poco a poco se les fue dando la razón fue catalogado de “locos” porque denunciaron que le estamos haciendo un buen roto al techo que nos cobija. Las evidencias dejaban ver un enorme agujero en las capas de la atmósfera que nos protege. Y del tamaño de un continente. Años después, alguien empezó a tomárselo en serio. Todavía hay quién no es “eco-lógico” y le da igual que se destruya la vida en el planeta. Pero son minoría. Una vez, Paul McCartney dijo: “nadie que tenga cerebro puede no ser ecologista”. Y tenía razón. Hoy es el día mundial de la preservación de la capa de ozono. Los científicos nos han dado la razón: los esfuerzos de la comunidad internacional, aunque no son suficientes, empiezan a dar sus frutos y parece que poco a poco vamos recuperando algo de lo perdido. Reparar ese agujero no va a ser tarea fácil. Por eso, es vital para nuestros hijos y nietos dejarles un planeta en condiciones habitables.