Fotografiando tu coche

Fotografiando tu coche

Ahora que las aplicaciones de fotografía están tan de moda, ¿por qué no recibir unos tips para hacerle fotos a los coches de manera más efectiva y atractiva? ¡Vamos allá!


A no ser que lo hagas a propósito porque buscas la fotografía de un coche sucio, la limpieza es un básico. Cuanto más brille, más bonito quedará, sobre todo si se trata del interior del vehículo. En cuanto al exterior, lo mismo. No te olvides de que siempre puedes editar la foto o utilizar filtros.

Lo más práctico es utilizar trípode para encuadrar bien  y no desenfocar. Procura estar atento a los reflejos del coche y las ventanas, puede que salga tu imagen.

Para fotografiar el coche completo lo mejor es la regla de los tres tercios: dividir el encuadre en 9 partes iguales con dos lineas verticales y dos horizontales (imaginariamente o con la opción que traen algunas cámaras). El coche debe estar colocado en cualquiera de las intersecciones, el horizonte debe ocupar 1/3 de la altura de la foto y el cielo los 2/3 restantes. Este paso hay que ponerlo en práctica para que salga bien, pero es muy fácil pillarle el tranquillo.

¿Cuáles son las mejores horas? En este caso se aplica tanto a la fotografía de coches como a la del resto de cosas fotografiables: Las mejores horas son el amanecer y el atarceder, cuando la luz cae lateralmente.

En el garaje, en plena naturaleza, con fondos llamativos… Depende de la foto que busques puedes elegir el entorno que más te convenza. Las calles poco transitadas o las carreteras secundarias son perfectas si quieres que tu coche sea el protagonista.

¿Qué es lo que más destacarías de tu coche? El logotipo, el volante, una llanta… Cuando hablamos de fotografías de coches no hablamos solamente del coche entero, sino también de los detalles. Busca puntos de vista alternativos, la “foto artística“. ¿Te gustan las fotos simétricas o asimétricas? Todas las opciones pueden ser interesantes.

Si eres de los atrevidos y quieres hacer fotos en movimiento (algo no muy fácil) desde otro coche, lo principal es igualar las velocidades, bajar las ventanillas y sujetar bien la cámara ¡no se te vaya a caer! Consejo: utiliza la mayor velocidad de obturación posible.

¿Te atreves a compartir las fotos de tu Volvo con nosotros? ¡Las que más nos gusten las compartiremos con vosotros en nuestras RRSS!